Opinión

Hechos similares, sanciones dispares

26 de enero de 2011, partido de semifinales de la Copa del Rey entre el Sevilla y el Real Madrid en el Ramón Sánchez Pizjuán.

Perdía 0-1 el Sevilla e Iker Casillas era alcanzado por una botella en la cabeza desde una distancia considerable.

El guardameta quedó dolorido y tirado en el césped, mientras que los recogepelotas entraron en el campo apresurados  a intentar hacer desaparecer las pruebas.

La resolución del Comité sancionó al club  con una multa de 6.000 euros por el incidente.

Si nos vamos al presente, en el 2021 en el estadio municipal de Anoeta se dieron dos incidentes: el lanzamiento de una moneda a Fernando jugador del Sevilla y el lanzamiento de una botella a Jesús Gil Manzano.

Ambos objetos impactaron en los cuerpos de los afectados y ambas acciones quedaron reflejadas en las actas arbitrales.

La sanción por la moneda a la Real Sociedad, fue una multa de 602 euros.

La sanción por el botellazo a la Real Sociedad siendo reincidentes y con un escaso intervalo de tiempo entre un suceso y otro, fue una multa de 602 euros.

La sanción al Betis por el grave suceso ocurrido tras el impacto del palo en la cabeza de Jordan en el derbi copero, ha sido la clausura completa de dos partidos en el Benito Villamarín.

No miramos para otro lado, condenamos enérgicamente los actos violentos de un individuo y entendemos que haya unas consecuencias, pero por favor MIDAN CON LA MISMA VARA EN TODOS LOS CAMPOS, porque esto vuelve a clamar al cielo.